Junto con Mónica Mouton (Docufilos) ayer asísti a una interesante conferencia de  José Ruiz, especialista en Neuro-Marketing, organizada por  AJE Málaga a instancias de mi amigo Ignacio del Valle, Director creativo de Bypass, que además de un gran profesional es una excelente persona dispuesta siempre a compartir y difundir ideas innovadoras.Cara sonriente

¿Qué tiene que ver e esto con los profesionales que gestionamos la información?  Pues mucho  porque el neuro-marketing se puede aplicar a cualquier ámbito y en nuestra profesión  las acciones marketinianas son un aspecto bastante descuidado. Con frecuencia nos quejamos  de que no se nos valora y de la dificultad que encontramos para llegar al gran público. Una de las causas es la ausencia de una buena estrategia de ventas para difundir y poner en valor nuestros servicios.

Hace algunos meses escribía en este blog que había que enamorar al cliente. El neuro- marketing nos ayuda a hacerlo. Nuestro experto propone unos pasos sencillos de iniciación que van encaminados a grabar en el cerebro de nuestro público objetivo experiencias positivas que abarquen todos los sentidos y  que van desde los olores a la iluminación pasando por la comunicación.

1º Para nuestro cerebro todo es intangible ya que se rige principalmente por emociones que nos influyen en la continua toma decisiones y en las que empleamos apenas décimas de segundo. Por ello deberíamos preocuparnos por generar expectativas y sensaciones positivas  que activen la zona de recompensa del cerebro de nuestros usuarios y clientes.

Conectar con las personas,  las palabras archivo o biblioteca rara vez se relacionan con algo placentero, pero si detrás hay un ser humano con el que hablar podemos cambiar esa percepción. Hay que estar en primera línea y no ocultos en despachos. Las redes sociales son esenciales para difundir nuestro trabajo. El libro la Reputación On line de Javier Leiva ,que tanta difusión tuvo en redes sociales, es una buena  herramienta para  aprender a mantener una vía fluida de intercambio de información con nuestro público objetivo  e  integrar elementos nuevos a nuestra comunicación.

Biblioteca Museo Reina Sofía

Biblioteca Museo Reina Sofía

Transparencia  para que se conozca lo que hacemos y como lo hacemos.  Hay que empezar por intentar que las instalaciones sean más atractivas. La biblioteca del Museo Reina Sofía es un buen ejemplo de ello. Situada a pie de calle con una cálida iluminación y amplias cristaleras desde las que se ve la sala de lectura. No siempre es posible que Jean Nouvell nos diseñe nuestro espacio de trabajo, pero se pueden hacer muchas cosas para mejorarlo si pensamos en ello.

Reconozcamos que muchos (no todos) de nuestros archivos y algunas bibliotecas son bunkers a los que casi da miedo entrar y eso no conecta precisamente con las emociones que invitan al cerebro a repetir la experiencia o clasificarla entre las buenas sensaciones del día.

4º. En el imaginario colectivo, gracias a la literatura y a Hollywood, nuestro perfil se relaciona como  aburrido y tedioso rayano en el fracaso y la frustración. Recordemos algunos bibliotecarios célebres: en Qué bello es vivir la bibliotecaria es una solterona asustadiza,  en J. Edgar el protagonista organiza un magnifico archivo pero es psicótico, en El nombre de la Rosa el bibliotecario un asesino en serie, en la recientemente estrenada Frank y el robot la bibliotecaria, que es ni más ni menos que Susan Sarandon, tiene como ayudante, y futuro sustituto, a un robot  impertinente con un diseño horroroso llamado Darcy (además con recochineo) nada que ver con el robot de diseño del protagonista que además es encantador…… en definitiva un largo etcétera de personajes que crean una idea errónea que hay que desactivar cuanto antes.

Tenemos  que conocer mejor lo que esperan de nosotros clientes y usuarios para evitar que nos asocien con ideas preconcebidas que nada tienen que ver con nuestra experiencia corporativa y que devalúan nuestros servicios.

En definitiva que  aunque hay excelentes profesionales que  hacen un trabajo de calidad, no es suficiente si no se cuidan otros  aspectos que ayuden a conectar con los clientes que contratan nuestros servicios y a fidelizarlos.

No somos una excepción y en un mundo globalizado y competitivo y debemos cambiar cuanto antes la percepción que se tiene de nosotros para que otros profesionales mejor posicionados no ocupen nuestro lugar. El neuro-marketing puede ser un camino para el cambio.

Vale

Edición sostenible pensada para leer en pantalla. Si lo imprimes, hazlo a doble cara.

Tags: ,

3 comentarios on NEUROMARKETING PARA GESTORES DE LA INFORMACIÓN

  1. jorge dice:

    Como siempre muy interesante e inteligente articulo.

  2. fjsrodrigo dice:

    Como bien dijo Drucker padre del management, la innovación es conceptual y perceptible, los innovadores también deberían salir y observar, indagar y escuchar. Los innovadores exitosos utilizan ambos hemisferios de sus cerebros. Tienen en cuenta las cifras. Tienen en cuenta a las personas. Determinan analíticamente cómo tiene que ser la innovación para satisfacer
    una oportunidad. Consideran a los usuarios potenciales para estudiar sus expectativas, sus valores y sus necesidades.
    recomendar una de sus lecturas para ampliar la información tan interesante que nos das sobre el neuromarketing aplicado a la getión de la información, se trata de “Gestionando la
    organización sin ánimo de lucro” (1990). Habla acerca del servicio y de las organizaciones sin fines de lucro (non-profit), sectores de nuestra sociedad en rápido crecimiento que crean una mayor necesidad para expertos para manejarlos efectivamente. Drucker da ejemplos y explicaciones acerca de la misión, liderazgo, recursos, marketing, objetivos, desarrollo de la persona, toma de decisión y mucho más. Drucker era llano, sencillo, visionario, mordaz y vital. Reconocía que su perfil no es el de Economista, ni de ejecutivo, su mayor interés son las personas.

Deja un comentario