No es un secreto que el Cloud Computing junto con la movilidad que nos permiten los smartphones y tablets  son dos tendencias que avanzan con rapidez y se están convirtiendo en un importante  negocio para las grandes empresas.

Para la PYME almacenar todos o parte de sus recursos en la nube y disponer de ellos desde cualquier lugar mediante sus dispositivos móviles es una solución que abarata costes y que puede ser una mejora cualitativa en la gestión empresarial. Tener nuestra información disponible desde cualquier lugar y a cualquier hora facilita oportunidades de negocio y de calidad de vida.

Ordenador y nubes

Sin embargo debemos evaluar en profundidad algunos  factores antes de trasladarnos “a las nubes” :

  • Qué ventajas ofrece y como adaptarlas a nuestro negocio
  • Qué recursos nos interesa tener en la nube y cuáles no, la convivencia de sistemas mixtos será inicialmente la opción más extendida
  • Qué proveedor nos garantiza estándares de seguridad, disponibilidad y escalabilidad, así como la aplicación de la legislación española en materia de protección de datos
  •  Cloud público, privado o híbrido

Una vez analizados estos puntos y antes de “virtualizarnos” es el momento de revisar en profundidad nuestro sistema de gestión de la información y eliminar viejas prácticas en pos de la innovación:

  • Si ya lo tenemos implantado, debemos auditarlo para detectar posibles desviaciones y aplicarle mejoras.
  • Si por el contrario no tenemos ningún sistema de organización de nuestra información, la situación es diferente, y es el momento de hacerlo para no trasladar los problemas endémicos de la organización de un sistema a otro. No tiene sentido avanzar tecnológicamente sin una estrategia y un plan organizativo previo.

La tecnología es la base de la sociedad de la información, pero como dice Terri L. Griffith siempre que esté en sintonía con personas y procesos.

Vale

Edición sostenible pensada para leer en pantalla. Si lo imprimes, hazlo a doble cara.

Tags: , ,

Deja un comentario