Tecnofobia y Tecnofilia son palabras que sin llevarlas a sus últimas consecuencias, definen dos tendencias habituales en el mundo empresarial.

Por una parte los tecnófobos, escarmentados de soluciones informáticas para gestión de empresas que les han hecho perder tiempo y dinero. Malas experiencias que van resabiando a los usuarios haciéndoles impermeables a todo lo que no sea Google y Windows, eso, si no han trabajado con MAC, porque de ser así es difícil que hagan el viaje a la inversa.
Por otra los tecnofílicos, convencidos que solo en la tecnología encontrarán la panacea de la gestión empresarial.

¿Por qué?

No puedo dar una respuesta universal pero he trabajado con muchos clientes que, tras pasar por distintos productos estándar o a la medida, no han visto cumplidas sus expectativas y han desarrollado una tecnofobia crónica o por el contrario incorporan continuamente tecnologías y nuevos productos buscando la solución definitiva a sus problemas de gestión.

Ante un mercado tan dinámico y rebosante de ofertas ¿Cómo superar el síndrome tecnológico?:

• En primer lugar planificar con la vista puesta en nuestras necesidades y la rentabilidad de nuestra inversión
• Definir con claridad nuestros objetivos
• Auditar previamente nuestro archivo y definir una estrategia
• No dejarnos seducir por la tecnología – Las herramientas informáticas no son el fin son el medio
• Crear equipos de trabajo multidisciplinares formados por la Dirección de la empresa, Expertos en gestión documental, Usuarios y Técnicos
Involucrar a todo el personal – Conocer sus necesidades y opiniones, por bien diseñado que esté un proyecto, serán ellos quienes con su participación activa o pasiva harán que el proyecto funcione o fracase.

Vale

Edición sostenible pensada para leer en pantalla. Si lo imprimes, hazlo a doble cara.

Tags: , ,

Deja un comentario